Otra ofensa a los pueblos latinoamericanos

«La imposición por Estados Unidos de un empleado del sector más reaccionario de la política anticubana en el BID, es un peligro y ofensa para nuestros pueblos», dijo el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla. «La imposición por EE. UU. de un empleado del sector más reaccionario de la política anticubana en el BID, es un peligro y una ofensa para nuestros pueblos. Es difícil encontrar a alguien menos indicado. Dividirá la región intentando imponer una agenda de dominación y la Doctrina Monroe», denunció la designación de Mauricio Claver-Carone a ese puesto, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, a través de su cuenta en Twitter. Desde la fundación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en 1959, la dirección de este organismo siempre había recaído en una candidatura propuesta por un país latino-americano. De acuerdo con Telesur, la decisión fue tomada en una reunión realizada de manera virtual, en la cual Claver-Carone fue electo con el respaldo de 23 países de América, que representan el 66,8 % de los votos, con un 31,23 % de abstenciones. Claver-Carone es conocido por sus posturas contra Cuba, Nicaragua y Venezuela, hecho que demostró recientemente en su viaje a Panamá, donde en un mensaje público, insistió en la campaña del ­gobierno de su país contra la prestación de servicios internacionales de Salud de la Isla, y expresó que tal mensaje es «a cualquier gobierno que esté contemplando contratar médicos con el gobierno cubano». El nuevo «presidente» del banco Interamericano de Desarrollo sucederá al colombiano Luis Alberto Moreno, a partir del 1ro. de octubre, por un periodo de cinco años. internacionales@granma.cu

Categoría
Eventos
RSS Minrex