La caravana viva en las nuevas generaciones.

La frialdad de la noche, semejante a la de aquel 6 de enero de 1959, cuando Fidel hizo un alto en el camino de la Caravana de la Libertad para entrar a Cienfuegos, no fue óbice para que miles de pobladores se reunieran frente al antiguo Ayuntamiento, en el Parque Martí.

La reedición ahora, 62 años después, fue de nuevo un motivo para el encuentro de pueblo, donde se escuchó más alto la voz de los jóvenes.

Yaliel Cobo, primer secretario de la UJC en el territorio, defendió la vigencia absoluta de nuestros ideales independentistas y la línea de continuidad establecida con la generación histórica.

Horas antes, en Santa Clara, la recordación de la epopeya también reunió a distintas generaciones –aunque en composición muy reducida a causa de la actual situación que vive la provincia producto del nuevo coronavirus–, las cuales revivieron el regocijo del triunfo en el parque Leoncio Vidal, sitio donde Fidel les habló durante más de una hora a los santaclareños sobre el presente victorioso y los retos del futuro.

Previamente, el pueblo espirituano había rememorado lo vivido en la madrugada imborrable en la que el líder guerrillero, desde uno de los balcones de la antigua Sociedad El Progreso, les dijo que «la Revolución no podrá ser tarea de un día, ni de dos, ni de tres; que nuestros males no encontrarán solución de la noche a la mañana y que será preciso trabajar muy duro».

Como continuidad de aquella generación de imprescindibles, la joven Yadira Díaz Chinea, primera secretaria de la UJC en Sancti Spíritus, subrayó que la Caravana de la Libertad de aquel glorioso enero de 1959, «es ahora la caravana viva y consciente de los militantes revolucionarios, de los jóvenes y de todo el pueblo».

Fuente: Periódico Granma.

Categoría
Eventos
RSS Minrex