Cuba en Perú, como hace 50 años, salva vidas.

Para quienes viven en Ancash, Arequipa, Moquegua y Ayacucho, Cuba nunca les será ajena. Allí los médicos cubanos, por más de seis meses, combatieron la COVID-19 con el espíritu que hace 50 años otros compatriotas asistían, en esa misma geografía, a las víctimas de un terremoto.
Fue esa esencia humanista la que evocó el presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en sus palabras de bienvenida –mediante videoconferencia– a la brigada compuesta por 84 profesionales de la salud que arribaron ayer a la Patria.
«Esta brigada médica ha cumplido con rigor y éxito la misión encomendada ante la emergencia sanitaria por la COVID-19 en el hermano país del Perú», enfatizó, y recordó que en 1970, tras el sismo en esa nación, se produjo en toda Cuba una campaña de donaciones de sangre voluntaria, donde también participó el Comandante en Jefe Fidel Castro.
Al cierre de su intervención, el mandatario expresó su voluntad de encontrarse con la brigada una vez concluido el periodo de cuarentena para dialogar sobre las experiencias vividas, que «seguro aportarán a nuestro perfeccionamiento del enfrentamiento a la COVID-19».
Esta brigada laboró en la primera línea de contención de la COVID-19, en puestos de Salud, en el diagnóstico de casos y en el seguimiento clínico a los positivos, igualmente realizaron intervenciones médicas y campañas, así como pesquisaje y descarte de la COVID-19 en sitios en los que muchos pobladores no habían sido atendidos nunca por un médico.

Fuente: Periódico Granma.

 

Categoría
Cooperación
Eventos
Solidaridad
RSS Minrex