Menu
Embajada de Cuba en Benin (concurrencia en Togo)

 

El Juicio

En septiembre de 1998 cinco cubanos, fueron arrestados en Miami por agentes del FBI y aislados en celdas de castigo durante 17 meses antes que su caso fuera llevado al tribunal. Su misión en los Estados Unidos era monitorear las actividades de grupos y organizaciones responsables de actividades terroristas contra Cuba.

Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero y René González fueron acusados del nebuloso cargo de conspiración para cometer espionaje. El gobierno de Estados Unidos nunca los acusó de espionaje real, ni afirmó que hubiera ocurrido espionaje real ya que no les fue incautado ningún documento clasificado.

A pesar de la enérgica objeción por parte de la defensa, el caso se llevó a juicio en Miami, Florida, comunidad con una larga historia de hostilidad hacia el Gobierno cubano, que impidió en este caso la realización de un juicio justo.

El juicio duró más de seis meses, convirtiéndose en el más largo en Estados Unidos hasta ese momento. Más de 119 volúmenes de testimonios y 20 000 páginas de documentos fueron compilados, incluyendo el testimonio de tres generales retirados del ejército y un almirante retirado, quienes coincidieron en que no existía evidencia de espionaje.

Al final del juicio, cuando el caso estaba a punto de ser presentado al jurado para su consideración, el gobierno reconoció por escrito que había fracasado en probar el cargo de conspiración para cometer asesinato impuesto a Gerardo Hernández, alegando que “a la luz de las pruebas presentadas en el juicio, esto constituye un obstáculo insuperable para Estados Unidos en este caso y probablemente resultará en el fracaso de la acusación en este cargo”. El jurado, no obstante, encontró culpables a los cinco de todos los cargos, después de haber sido puesto bajo una intensa presión por parte de los medios de prensa locales.

Después de ser hallados culpables los Cinco fueron sentenciados a condenas que sumaron 4 cadenas perpetuas más 77 años y confinados a cinco cárceles diferentes de máxima seguridad, totalmente separadas una de otra y sin comunicación alguna entre ellos.

 

Gerardo Hernández Nordelo: 2 cadenas perpetuas más 15 años.
Ramón Labañino Salazar: 1 cadena perpetua más 18 años.
Antonio Guerrero Rodríguez: 1 cadena perpetua más 10 años.
Fernando González Llort: 19 años.
René González Sehwerert: 15 años.

 

Adicionalmente se les impuso una cláusula según la cual “como una condición especial adicional de la libertad supervisada, se les prohíbe asociarse con o visitar lugares específicos donde se sabe que están o frecuentan individuos o grupos tales como terroristas, miembros de organizaciones que propugnan la violencia o figuras del crimen organizado.”

Los cargos de conspiración para cometer espionaje y conspiración para cometer asesinato conllevaron para tres de ellos sentencias de cadenas perpetuas, convirtiéndose en las primeras personas en Estados Unidos en recibir cadena perpetua en casos relacionados con espionaje, en los que no existió evidencia de obtención y transmisión de un solo documento secreto.

 

La Apelacion

La apelación ha tomado 9 años. El 9 de agosto de 2005, un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones revocó sus veredictos de culpabilidad al considerar que estos cinco hombres no tuvieron un juicio justo en Miami. En una acción inusual, el Gobierno solicitó a los doce jueces de la Corte de Apelaciones revisar la decisión del panel en un procedimiento llamado en banc. Exactamente un año después, el 9 de agosto de 2006, con una fuerte opinión discrepante por parte de dos de los jueces, el pleno de la Corte revocó por mayoría la decisión de los tres jueces originales.

La falta de pruebas para sustentar las dos principales acusaciones – conspiración para cometer espionaje y conspiración para cometer asesinato en primer grado- y la imposición de condenas de cadenas perpetuas, completamente irracionales e injustificables, constituyó a lo largo de todo el proceso de apelación otro argumento clave de la Defensa para explicar la arbitrariedad del proceso.

El 2 de septiembre de 2008 la Corte de Apelaciones de Atlanta ratificó los veredictos de culpabilidad de los Cinco. Ratificó las sentencias de Gerardo Hernández y René González, y anuló las sentencias de Antonio Guerrero, Fernando González y Ramón Labañino, por considerarlas incorrectas, enviando nuevamente a la Corte de Distrito de Miami los casos de estos tres últimos para ser re-sentenciados.

En esa ocasión la Corte de Apelaciones en pleno reconoció que no existía evidencia alguna de que hubo obtención ni transmisión de información secreta o de defensa nacional en el caso de los acusados del cargo de conspiración para cometer espionaje.

Por otra parte, uno de los tres jueces del Panel, la Jueza Phyllis Kravitch emitió una opinión disidente de 16 páginas en la que argumentó que no existía evidencia alguna para sustentar el cargo de conspiración para cometer asesinato.

 

Corte Suprema

El 15 de junio de 2009 la Corte Suprema de Estados Unidos anunció, sin más explicaciones, su decisión de no revisar el caso de los Cinco cubanos a pesar de los sólidos argumentos esgrimidos por los abogados de la defensa ante las evidentes y múltiples violaciones legales cometidas durante todo el proceso.

Desconocieron asimismo, el universal respaldo a esta petición y a los Cinco, expresado en una cifra de 12 documentos de “amigos de la Corte”, cantidad que constituye un hecho sin precedentes ya que representa el mayor número de amicus que se haya presentado hasta ese momento ante la Corte Suprema de Estados Unidos para la revisión de un proceso penal.

10 Premios Nobel entre los que figuran el Presidente de Timor Leste, José Ramos Horta, Adolfo Pérez Esquivel, Rigoberta Menchu, José Saramago, Wole Soyinka, Zhores Alferov, Nadine Gordimer, Günter Grass, Darío Fo y Mairead Maguire; el Senado de México en pleno; la Asamblea Nacional de Panamá; Mary Robinson, presidenta de Irlanda (1992-97) y Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas (1997-2002), y el ex Director General de la UNESCO, Federico Mayor, entre otros, suscribieron los amicus.

A ellos se sumaron cientos de legisladores de todo el mundo entre los que se encuentran 75 miembros del Parlamento Europeo, incluyendo dos ex Presidentes y tres actuales vicepresidentes de ese órgano legislativo así como numerosas asociaciones de abogados y de derechos humanos de diferentes países de Europa, Asia y América Latina, personalidades internacionales y organizaciones legales y académicas de Estados Unidos.

Con esta decisión del Supremo se agotaron en la práctica los recursos legales para apelar el fallo de la Corte de Atlanta que ratificó sus veredictos de culpabilidad.

 

Amigos de La Corte que presentaron documentos de apoyo a la petición de Revisión Internacionales.

PARLAMENTARIOS: CÁMARA DE SENADORES DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS; ASAMBLEA NACIONAL DE PANAMÁ; MARY ROBINSON (Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (1997-2002) y Presidenta de Irlanda (1992-1997); Y LEGISLADORES DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DE BRASIL, BÉLGICA, CHILE, ALEMANIA, IRLANDA, JAPÓN, MÉXICO, ESCOCIA Y EL REINO UNIDO.

PREMIOS NOBEL: Jose Ramos-Horta, Wole Soyinka, Adolfo Pérez Esquivel, Nadine Gordimer, Rigoberta Menchú, José Saramago, Zhores Alferov, Dario Fo, Günter Grass, Máiread Corrigan Maguire.

 

ORGANIZACIONES INTERNACIONALES LEGALES Y DE DERECHOS HUMANOS:

  • Federación Iberoamericana del Ombudsman (Defensor del Pueblo); La Orden de Abogados de Brasil; Las Asociaciones de Abogados de Bélgica; La Asociación de Abogados de Berlín; La Comisión de Derechos Humanos de La Orden de Abogados de Portugal; La Federación Internacional de Derechos Humanos; Federico Mayor Zaragoza (Director General de la Unesco, 1987-1999); el Juez Juan Guzmán Tapia de Chile; y Organizaciones de Derechos Humanos, Religiosas y Legales, Profesores de Derecho y Abogados de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Alemania, Japón, México, Panamá, Portugal, España y el Reino Unido
  • Asociación Internacional de Abogados Democráticos, Asociación Americana de Juristas, Asociación India de Abogados, Droit Solidarite, La Sociedad Haldane, Asociación Italiana de Abogados Democráticos, Asociación de Abogados Japoneses a Favor de la Solidaridad Internacional, la Unión Nacional de Abogados Populares de Filipinas, Asociación Portuguesa de Abogados Democráticos y Red Belga de Abogados por el Progreso
     

ESTADOS UNIDOS:

  • Centro para la Política Internacional; Consejo de Asuntos Hemisféricos.
  • Centro de Asistencia Jurídica en Materia de Derechos Civiles de la Facultad de Derecho de la Universidad Howard.
  • Académicos cubano-americanos: Profesores Nelson P. Valdés, Guillermo Grenier, Félix Masud-Piloto, José A. Cobas, Lourdes Arguelles, Rubén G. Rumbaut, Louis Pérez.
  • Asociación de Abogados Criminalistas de la Florida, Capítulo de Miami
  • Asociación Nacional de Abogados Criminalistas.
  • Proyecto Nacional de Jurados.
  • Gremio Nacional de Abogados y Conferencia Nacional de Abogados Negros
  • Instituto William C. Velásquez y Asociación Política Mexicano-americana

 

La Resentencia

El 13 de octubre de 2009 tuvo lugar en la Corte de Distrito de Miami la audiencia de re-sentencia de Antonio Guerrero. En el curso de la misma la propia Jueza que en diciembre de 2001 le había impuesto la sentencia de una cadena perpetua más 10 años, se vio obligada a admitir que en el caso de Antonio no existía evidencia ni de obtención ni de transmisión de información secreta. No obstante, le impuso la injusta sentencia de 21 años y 10 meses en prisión más 5 años de libertad supervisada.

El 8 de diciembre tuvo lugar la audiencia de re-sentencia de Fernando González y Ramón Labañino. La sentencia original de Fernando (19 años) fue modificada a 17 años y 9 meses en prisión, mientras la de Ramón (1 cadena perpetua más 18 años), fue reducida a 30 años en prisión.

 

Sentencias Actuales

Gerardo Hernández: La Corte de Apelaciones ratificó su sentencia: 2 cadenas perpetuas más 15 años (Sin fecha de salida).
Ramón Labañino: La Corte de Apelaciones anuló su sentencia. El 8 de diciembre de 2009 fue resentenciado a 30 años (Salida prevista para el 30 de octubre de 2024).
Antonio Guerrero: La Corte de Apelaciones anuló su sentencia. El 13 de octubre de 2009 fue resentenciado a 21 años y 10 meses (Salida prevista para el 18 de septiembre de 2017 + 5 años de libertad supervisada, 2022).
Fernando González: La Corte de Apelaciones anuló su sentencia. El 8 de diciembre de 2009 fue resentenciado a 17 años y 9 meses. Fue liberado el 24 de febrero de 2014 y se encuentra en Cuba desde el 28 de febrero de ese mismo año.
René González: La Corte de Apelaciones ratificó su sentencia: 15 años + tres años de libertad supervisada. Fue autorizado a permanecer en Cuba a cambio de renunciar a la ciudadanía estadounidense.

 

Apelación Colateral

El 14 de junio de 2010 fue presentada en la Corte Federal de Miami la apelación colateral (también conocida allá como habeas corpus) a nombre de Gerardo Hernández Nordelo. Este es el último recurso legal para él dentro del sistema de Estados Unidos.

La presentación cuestiona todos los aspectos de la condena y la sentencia de Hernández. Se concentra principalmente en dos puntos.

En primer lugar, el cargo más grave contra Hernández – conspiración para cometer asesinato – carece de cualquier base de hecho. El cargo está relacionado con el derribo de dos avionetas de Hermanos al Rescate. La evidencia es abrumadora en relación con el hecho de que Hernández no tuvo nada que ver con el derribo y que la intención de Cuba de encarar los sobrevuelos ilegales a su territorio era consistente con el derecho internacional.

En segundo lugar, el juicio – realizado en Miami, la ciudad de Estados Unidos que es más hostil al gobierno cubano – fue esencialmente injusto porque el jurado fue contaminado por la propaganda financiada por el gobierno de Estados Unidos. Con posterioridad al juicio, se descubrió que Estados Unidos pagó a periodistas radicados en Miami para que dieran amplia cobertura al juicio y escribieran en los medios locales de prensa, tanto escrita, radial como televisiva, reafirmando la culpabilidad de los Cinco y promoviendo el miedo y el prejuicio en la comunidad. Estos periodistas también acosaron a los miembros del jurado provocando varias protestas por parte de ellos y de la jueza.

También se incluyeron las violaciones cometidas por el gobierno con la manipulación de las evidencias, su falsificación y en no pocos casos su ocultamiento para obstruir la justicia y otros aspectos de carácter técnico en el ejercicio de la defensa.

El 25 de abril de 2011 el Gobierno de Estados Unidos pide a la Corte que sea rechazada la solicitud de Habeas Corpus de Gerardo Hernández Nordelo y que no se le conceda una audiencia para analizar sus argumentos y las supuestas pruebas presentadas contra él. El Gobierno actuó de la misma forma en relación a las mociones presentadas por Antonio Guerrero y René González.

El 16 de agosto de 2011 se presentó la réplica de Gerardo a la respuesta del Gobierno, en la cual se respondieron todos los argumentos presentados por el Gobierno y donde se presentaron también un affidavit de Gerardo, uno de su anterior abogado Paul McKenna, que apoya los planteamientos fundamentales que se hicieron en la solicitud de Habeas Corpus, un affidavit de Mara Verheyden-Hilliard, directora ejecutiva de Partnership for Civil Justice Fund, una organización con una extensa experiencia en litigación de temas de derechos civiles en cortes federales con énfasis en los temas de la Primera y Cuarta Enmienda, así como en los temas relacionados con la transparencia del gobierno, y finalmente un Apéndice con la lista de los periodistas pagados por el gobierno para que publicaran artículos perjudiciales a los Cinco durante el juicio en Miami.

En cuanto a Antonio Guerrero, él también presentó en agosto su réplica a la respuesta del gobierno, en la cual se enfoca, como lo hizo Gerardo, en el uso de empleados pagados por Radio y Televisión Martí para publicar artículos dirigidos a incitar la ira y la hostilidad hacia Cuba y los agentes cubanos.

Ahora está en manos de la Corte de Distrito aceptar o no estas mociones.

Los documentos que han sido presentados por Gerardo y Antonio también son pertinentes para el caso de René. Ramón y Fernando aún no han tenido la posibilidad de solicitar su habeas corpus. Ellos estarán presentando sus mociones en el mes de Septiembre y utilizaran en ellas algunos de los mismos argumentos explicados anteriormente.

 

La historia no contada de Los 5

Declaración jurada de Gerardo Hernández Nordelo

Puesta al descubierto la operación de propaganda financiada por el Gobierno en Miami

 

Libertad Supervisada de René González

El 16 de septiembre de 2011 la Jueza Joan A. Lenard, del Distrito Sur de la Florida, rechazó la Moción para Modificar las Condiciones de la Libertad Supervisada presentada por René González el 16 de febrero de 2011. El 7 de marzo el Gobierno había presentado su respuesta oponiéndose a la misma, a la cual la defensa respondió el 25 de marzo de 2011.

En la moción René solicitó modificar las condiciones de su libertad supervisada de forma tal que se le permitiera viajar a y residir en Cuba, en lugar de cumplir los tres años de libertad supervisada en Estados Unidos después de salir de prisión el 7 de octubre de 2011.

La Jueza consideró que la moción de René era prematura porque el período de libertad supervisada no comienza hasta tanto el individuo salga de prisión y se necesita que pase cierto tiempo antes que la Corte sea capaz de evaluar de forma apropiada las características del acusado.

René fue sentenciado a 15 años de prisión más tres años de libertad supervisada que incluye condiciones especiales que le prohíben “acercarse a o visitar lugares específicos donde se sabe que están o frecuentan individuos o grupos terroristas,” lo cual es reiterado en la decisión de la Jueza.

 

Liberación de René González

A la 4:30 de la madrugada del día 7 de octubre de 2011 fue liberado de la cárcel de Marianna, aunque por una orden judicial debió permanecer en Estados Unidos bajo el régimen de libertad supervisada por tres años.

En marzo de 2012 la jueza Lenard autorizó, como gesto humanitario y bajo determinadas condiciones, que René González viajara a Cuba por dos semanas, para visitar a su hermano, Roberto González, quien se encontraba gravemente enfermo y falleció semanas después. El 30 de marzo, René arribó a Cuba en visita privada y familiar.

 

El regreso de René González

En abril del 2013, René solicita y obtiene otro permiso para asistir al funeral de su padre. Viaja a Cuba el 22 de abril y el 3 de mayo, la jueza Lenard aceptó su solicitud para modificar las condiciones de la libertad supervisada y permanecer en Cuba, a cambio de la renuncia a su ciudadanía estadounidense.

A las 2:00 pm del 9 de mayo de 2013, René recibió en la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana el certificado de pérdida de nacionalidad, emitido por el Departamento de Estado. En conferencia de prensa posterior a este hecho, el Héroe de la República de Cuba anunció que a partir de ese momento se dedicaría a la lucha por la liberación de Gerardo, Ramón, Fernando y Antonio, sin la cual no puede llegar a sentirse libre.

 

Regreso de Fernando

El 27 de febrero de 2014, luego de 15 años, cinco meses y 15 días en prisión Fernando González culminó en Estados Unidos su injusta condena.

Como ciudadano extranjero, una vez concluida su sentencia, quedó bajo custodia del Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos. El 28 de febrero, luego de un procedimiento expedito, Fernando arribó a nuestro país.

 

Estado legal del caso

Desde el año 2012, estamos esperando que la jueza del caso, Joan Lenard, se pronuncie sobre las apelaciones colaterales o Habeas Corpus, que buscan demostrar que el Gobierno de Estados Unidos pagó a un grupo de periodistas de Miami para permear al jurado y convertir el juicio en “una tormenta perfecta de prejuicios y hostilidad”, como describió en el año 2005 el Tribunal de Apelaciones de Atlanta.

El pasado 27 de agosto, como resultado de la demanda legal presentada en junio por la organización Sociedad para la Justicia Civil (Partnership for Civil Justice Fund) contra el Departamento de Estado, el Tribunal Federal del Distrito de Columbia emitió una orden para que ese Departamento entregue los documentos relativos a esa conspiración, pero aún no ha habido ningún resultado.

Actualizado septiembre 2014.

5 Héroes